Noticias / Reportaje ANEL a Tu Jardín.

  • Tu Jardín Navarra

“La rentabilidad es importante, pero más lo son las personas”

Cuando comenzó la crisis hace ya varios años, poco se podían imaginar que en febrero de 2014 serían sus propios jefes. La empresa navarra Tu Jardín es una sociedad laboral limitada con menos de un año de vida. Sin embargo, el equipo humano, ése del que están tan orgullosos, lleva inmerso en este sector desde hace más de diez años.

Y es que cada vez es más frecuente esta cara de la crisis, cuando ofrece empezar de nuevo a quien lleva ya muchos kilómetros en sus espaldas. “Decidimos continuar con lo que llevábamos toda la vida haciendo. Pero cambian mucho las cosas cuando es un proyecto propio”, recuerda Yolanda Martínez. En la definición de Tu Jardín, ANEL fue un apoyo muy importante. “Elegimos esta forma de empresa porque era la más justa. No queríamos repetir errores. Todo el mundo debe estar involucrado”, comenta.

Tu Jardín de momento cuenta con 9 trabajadores y ofrece “un servicio integral de diseño, ejecución y mantenimiento de jardines pertenecientes a particulares y a empresas”. “También solemos mantener jardines de colegios, centros cívicos y deportivos”, añade Javier Peñas, miembro de la empresa. Peñas y Martínez aseguran que no es fácil empezar de nuevo, aunque sea un sector de sobra conocido. “Hemos querido potenciar el trato con el cliente. Cambiar la forma de organización y gestión. La rentabilidad es importante, pero más lo son las personas”, opinan.

En el día a día no sólo deben luchar contra la crisis, también les acecha otro fantasma: la falta de demanda profesional en el sector y en última instancia, el mercado negro. “Hay muchas empresas de jardinería. Y luego está la típica persona que es autónoma y corta el césped del vecino, pero no tiene nada que ver con nosotros. Podemos cubrir servicios que otras personas no pueden. La responsabilidad es del cliente final que elige quien mete en su casa. Si corta el césped de tu jardín cualquier persona y luego se corta, o se cae, es un gran riesgo. Son actividades más peligrosas de lo que la gente cree”, explican.

Según ellos, la crisis ha sido especialmente incisiva con este sector, “porque un jardín no es un bien necesario”. Por eso, para abaratar costes hay dos modalidades de jardín que han emergido: el jardín artificial o la llamada xerojardinería, de bajo coste. “Lo artificial también hay que cuidarlo, pero es distinto. Garantizamos que estará en buen estado durante diez años. Otra solución es cubrir el terreno con jardinería más económica, corteza de pino o áridos”, argumenta Peñas. Su cartera de clientes está formada por nuevos y veteranos. “Aspiramos a posicionarnos y a ser una empresa de referencia en Navarra. Ése es nuestro objetivo”, concluyen.

 

Fuente: ANEL (Asociación Navarra de Empresas Laborales)

ÚLTIMOS TRABAJOS
Nuestros clientes

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies